lunes, 10 de mayo de 2010

Cenizas




Han pasado ya unos días, y se han disipado las cenizas de volcán islandés que acaparó los medios de comunicación, con esas imágenes, tan gratas para quienes estábamos calentitos en casa, de aeropuertos atestados y en un caos total, vuelos cancelados y esa falta de explicaciones y de soluciones que caracteriza a las compañías aéreas. Hondos dramas, como la ausencia de representantes de varias casas reales en el cumpleaños de la reina Margarita, creo, de Holanda. Ministros reuniéndose virtualmente por videoconferencia, que digo yo que podían hacerlo así habitualmente, que nos iban a ahorrar una pasta en viajes, hoteles, seguridades y esas cosas que les tenemos que pagar.
Y las compañías aéreas llorando porque han perdido mil y pico millones de euros en los seis o siete días que permanecieron cerrados muchos aeropuertos de Europa. Claro, estimulados por el montón de pasta que les hemos regalado a los bancos por si acaso, habrán pensado: ¿Y porqué a nosotros no, que demonios?, y aprovechan la nube del volcán para pedir que se les compensen esas pérdidas con dinero público. Que se socialicen sus mermas, vamos, mandando un poquito al carajo los sagrados principios de la economía de mercado que les viene llenando los bolsillos, con su oferta y su demanda. Lo que no dicen es si vamos a socializar también los beneficios de los otros trescientos cincuenta y ocho días (nueve los años bisiestos) en que, obviamente, ganan pasta. Tampoco mencionan los megasueldos de pilotos, controladores, ejecutivos, asesores o miembros de consejos dee administración.
Así que parece que el capitalismo refundido con el que nos iban a sacar de la crisis estos cerebros que nos gobiernan consiste en que cuando el capital gana, santo y bueno, oferta y demanda y todo el rollo, pero cuando hay pérdidas tenemos que acudir con nuestros ahorros a pagárselas. Bueno, lo de Grecia también manifiesta que a partir de ahora ya no se va a disimular el hecho de que un pequeño grupo de especuladores maneja realmente los resortes de la economía y puede desafiar las políticas económicas, incluso a nivel europeo y mundial, desestabilizándolas seriamente, si los beneficios lo justifican.
Lo tenemos claro.

1 comentario:

Kuru dijo...

Triste pero cierto, el volcán islandés ha causado muchas molestias (Aparte de ser impronunciable, dicho sea de paso)

Pero eso sí, que le fastidien monumentalmente a la población, vale, pero que dejen de ganar pasata eso si que no...

Lo dicho (Ains) Qué triste...

Salu2