domingo, 3 de octubre de 2010

Mercados



“Estos bandidos bancarios tienen que ser juzgados ante una corte penal internacional, ante un nuevo tribunal de Núrenberg. Son asesinos que han cometido crímenes contra la Humanidad en el sentido más estricto de la Justicia internacional, provocando la muerte de millones de personas, ...”
¿Palabras de un radical asntisistema, de un revolucionario, de un visionario desconectado de la realidad?
No, lo dice, en una entrevista de Enrique Clemente publicada hoy por La Voz de Galicia, suplemento Mercados, un doctor en Derecho, Ciencias Económicas y Sociales, ex relator especial de Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación y actual vicepresidente del Comité Consultivo de su Consejo de Derechos Humanos, Jean Ziegler. Algo muy parecido dice en esta otra entrevista. Y sigue:
“ El año pasado las 500 multinacionales más grandes del mundo controlaban el 53,8% del producto interior bruto mundial. Esas oligarquías del capital financiero globalizado son los nuevos señores feudales y disponen hoy día de un poder como jamás un papa, un rey, un emperador han tenido en este planeta.”
En el mismo periódico, y en otros muchos estos últimos días, se ataca sin paliativos a los activistas, algunos exteranjeros, que provocaron un altercado en Barcelona el pasado 29-S, con motivo de la huelga general y del desalojo de uno de los 300 edificios abandonados ocupados por jóvenes radicales antisitema. Turismo antisitema, lo llaman.
Ni explicamos ni justificamos ni amparamos ninguna clase de violencia, por supuesto. Recordamos, sin embargo, algunas acciones pacíficas emprendidas en París hace algunos meses por colectivos marginales que llenaban carros de comida barata en hipermercados y se negaban a pagar, bloqueando las cajas, para acto seguido repartir su carga en las mismas puertas de esos establecimientos, poco después de que los barrios periféricos de la ciudad ardieran como protesta de marginados sin esperanza. Hace treinta años, los jóvenes que querían cambiar el mundo, como han hecho todas las generaciones de jóvenes desde siempre, podían afiliarse a partidos de izquierda con relativas posibilidades de influir en las decisiones que configurarían la sociedad que les iba a tocar vivir de adultos. ¿Que pueden hacer hoy día, cuando la única izquierda con posibilidades de gobernar se entrega con armas y bagajes a “las estructuras asesinas del orden caníbal”, que dice Ziegler. Personalmente, no me atrevo a reprocharles nada.
“¿Zapatero se ha rendido a los más poderosos?” le pregunta el entrevistador a Ziegler. “Pienso que sí. La socialdemocracia no ataca las estructuras que causan 1a miseria en el mundo. La pobreza también está aquí, entre nosotros, porque la jungla de la explotación avanza en Europa y la civilización democrática desaparecerá si continuamos así”
Pero no se trata solamente de Zapatero; las mismas medidas radical y vergonzosamente neoliberales que ya padecemos desde hace meses en España van a ser aplicadas ahora en Portugal por otro gobierno de un partido que también se autodenomina socialista. En Suecia u Holanda, referentes del estado del bienestar, los derechos humanos, la integración y la convivencia intercultural, las últimas elecciones han aupado hasta el poder o sus proximidades a grupúsculos xenófobos y ultraderechistas.
Releo lo anterior y, confirmándome en todo ello, achaco sin duda a un turbio momento de lucidez la necesidad que de pronto me asaltó de contarlo aquí, donde nadie se enterará: es lo que tiene acompañar a tu hijo adolescente a un concierto de Ska-P, como hice anoche.

1 comentario:

Kuru dijo...

Pues sí, sinceramente opino igual que tú... Es Sr. Jean Ziegler se luce en esta entrevista con razón...

Vivimos en una situación económica y social vergonzosa, parece mentira, que, en vez de avanzar cada vez más, retrocedamos como un cangrejo...

Salu2

P.D: ¡Y muy bien mencionado el concierto! Que no fue tan malo...