jueves, 4 de marzo de 2010

Pastores



Tras varios días de interesantísimas noticias que lógicamente han sido tratadas con el mayor detalle por los medios de información, tertulianos, columnistas y similares, como el dedo macarra de Ansar, la petición de comerle no sé qué a un gilipollas con nombre de serpiente, o la torpeza de una trepa del panorama político intentando insultar a Zp tachándole de gallego (¿se presentará UPD a las elecciones en Galicia?), nos sorprende un esbirro del califa de la CEOE amenazándonos con un atractivo contrato para jóvenes, sin derecho a indemnización, desempleo ni salario mínimo, o sea, difícil de distinguir de la esclavitud. El jefe en persona le desautoriza al día siguiente: era solamente un ejemplo, como en Francia, se atreve a aclarar el jodío. Eso sí, con la diferencia de que el salario mínimo en Francia es más del doble que aquí. Como en Francia, menos en eso.
Algo vamos avanzando, sin embargo. El hombre serpiente parece que va a engrosar las filas de las estrellas mediáticas bien remuneradas de la prensa de las vísceras, como la princesa del pueblo o jorjejavier. Y los políticos andan entretenidos con lo del pacto para salir de la crisis; Pepiño nos anuncia que las negociaciones van bien, que les unen (a PP y PSOE, a Montoro y Sebastián, a toda la panda) más cosas que las que les separan. Cierto, les unen grandes cosas: un gran sueldo, dietas y viajes aparte, el futuro asegurado, el coche oficial, la impunidad del aforado, la erótica del poder . . .
La cosa es si hay algo que les una con la realidad, con la gente, con nosotros.

2 comentarios:

Kuru dijo...

"Toda la vida matando tontos y todavía quedan" El mundo está lleno de gilipollas, y, desgraciadamente, qué tendrá España que los atrae a todos hacia los focos y las cámaras.., Curioso, en efecto, y al lombriz este ya le dediqué una entrada...

Salu2

P.D: Muy chulo el dibujo...

ami dijo...

Imagínate ¡¡¡Vaya cuchipandas se deben correr en la panda!!! Unas risas se deben de echar...
Eso si, serán risas serias, no será para menos.
¿Y tú a que te vas a dedicar con todo lo que has robao? Ay, y yo que sé, dirá Pepe, a lo mejor me hago del pepé, total todo queda en casa, por supuestísimo en la mía.